Castillo de La Villa
Iglesia de la Encarnación
Iglesia del Convento
Hospital
San Juan de los Reyes
Pósito
Puente Romano
Enterramientos Cristianos
Necrópolis Visigoda
Fortaleza Árabe
Casa Ayuntamiento
Casa de los Oficios
Antigua Iglesia de San Sebastián
Las Cruces / Humilladeros
 
Volver a Cruces Siguiente

CRUZ DEL JABONERO

Salir de imagen para ver antigua


     LA CRUZ DEL JABONERO, a pesar de tratarse de una de las desaparecidas, ha seguido manteniéndose en el recuerdo de los vecinos de este municipio, posiblemente porque se ubicaba en las inmediaciones del casco urbano, en un paraje muy visitado por gentes de todas las edades; los ancianos en sus paseos, los niños en las excursiones organizadas por sus maestros, los jóvenes para jugar al fútbol en el llano de las llamadas “eras empedrás” y hasta las mujeres que iban a lavar sus trapos al arroyo de Fuente Molina, que discurre bajo el cerro del jabonero, al abrigo de dicha cruz. También por ser lugar de paso obligado para dirigirse tanto a la extensa y antes muy poblada zona norte del término municipal, como para ir a los vecinos municipios de Alcalá la Real, Priego, Almedinilla etc., y cómo no, porque el paraje ha continuado llamándose “El Jabonero”.

     Si nos remitimos a lo descrito por distintos autores y a las características que en todo el país conforman o definen a las cruces de término o humilladeros, la Cruz del Jabonero de Montefrío, es sin lugar a dudas una de las de este tipo, fundamentalmente por las siguientes razones: 1) Se sitúa en una de las principales entradas o salidas del pueblo, 2) Está en la confluencia de dos caminos importantes (de Priego y Alcalá la Real) y 3) Su fecha de construcción; posiblemente a finales del siglo XVI o principios del XVII, en cualquier caso anterior a 1752, ya que figura varias veces en la descripción de fincas en el “Catastro del Marqués de Ensanada”. Del mismo modo también figura la denominada “Cruz Gorda” en dicho “catastro”, por lo que evidentemente no es la única de la que se tiene constancia escrita en estas fechas, en todo caso anterior a la mención que el capitán Vilchez hace de la primera en su testamento de 1754. El datar a estas cruces en época poco posterior a la Reconquista se justifica en la existencia de otras cruces similares del entorno que sí están datadas, como por ejemplo La “Cruz del Chiri”, que da nombre al “Cortijo de la Cruz”, situado en la confluencia de las provincias de Granada, Jaén y Córdoba, en cuyo pie están talladas marcas propias de los mismísimos Reyes Católicos.

     La Cruz del Jabonero, al igual que la Cruz Gorda, también era octogonal aunque sin labrar y algo menor en tamaño. Se asentaba sobre una grada con sólo tres peldaños pero de mayor altura que los de ésta.

     No hay constancia de dato alguno que nos pueda indicar el motivo de su denominación, si bien como en otros casos, es muy probable que haya sido el propio paraje el que ha dado nombre a la cruz; que el paraje se denomine “el jabonero” lo justifica su aspecto, ya que es de “color blanco sucio que tira a amarillento” que es como se define el color del toro jabonero o color “café con leche”. En toda la geografía española existen otros parajes con este nombre, siendo el más famoso el existente en la localidad almeriense de Níjar, implicado en la obra de Federico García Lorca, Bodas de Sangre. También han existido otras cruces con esta denominación, concretamente en Baeza, cruz que da nombre a la actual calle Cruz del Jabonero de esta localidad.

     A la vista de las distintas fotos de la zona donde se ubicaba esta cruz, que obran en mi poder, se puede comprobar que fue entre junio y octubre de 1967 cuando desapareció, toda vez que en el lugar que ocupaba se comenzaron a construir los primeros cimientos del instituto, inmediatamente abandonados y realizados de nuevo unos metros más atrás para dejar espacio suficiente a los accesos al mismo y dar comunicación desde estos a la carretera de Alcalá la Real. Esta curiosa circunstancia ha hecho posible, sin ningún tipo de planificación, que la ubicación de la actual cruz coincida exactamente con la de la original, si bien esta reciente reposición, indudablemente llena de buena voluntad y llevada a cabo de forma totalmente altruista, no guarda en absoluto similitud con la original, ya que lo único que tiene en común es que efectivamente es una cruz, pero ni su forma, ni su tamaño, ni la proporción entre sus partes, ni su pedestal tienen nada que ver con la original, posiblemente por falta de un asesoramiento adecuado y fidedigno, llevado a cabo con pruebas documentales, especialmente fotográficas, y basado únicamente en conjeturas sustentadas en los recuerdos tocados y deformados por el paso del tiempo.

 

El Jabonero (10-diciembre-1.965)
Inicio de las obras de acceso (23-Enero-1.967)
Construcción del puente (11-Junio-1.967)
Primer acceso finalizado (10-octubre-1.967)

 

Subir arriba

 

Ir a la página principal Enviar correo electrónico a Ayto. Montefrío